Emshej, lehamshij, continuar. En la vida judía a lo largo de los siglos, una de las cosas más importantes ha sido la educación. ¿Por qué? Para darle continuidad al pueblo. Pasar los conocimientos, historias y tradiciones para que el día de mañana, la comunidad sea fuerte.

Es así en todos los aspectos de la vida judía. En las reglas de la casa, la escuela, si vas a un movimiento juvenil, en la comida tradicional y, por supuesto, en las artes y, sobre todo, la danza.

A través de la danza, muchas personas de nuestra comunidad viven su identidad judía, la expresan y la comparten. Es a través de los pasos de los rikudei am y las coreografías que podemos transmitir nuestra historia, que podamos tomarnos de las manos en un gran círculo y compartir un mensaje de armonía y camaradería; ver al otro como mi hermano.

La danza judía a lo largo del tiempo ha sido parte de los rituales y momentos más importantes de la vida y nos une sin importar origen, idioma ni color. Ha sido, es y seguirá siendo parte integral de la existencia de las comunidades judías del mundo y hoy, más que nunca, es además una forma de transmitir un claro mensaje de paz; donde todos cabemos en el maagal, tomados de la mano al ritmo de la misma música.

Emshej abre sus puertas este domingo 15 de octubre a todos aquellos que quieran ser parte de la próxima generación de maestros y coreógrafos de danza judía; a los que además de ser parte del círculo, quieran dirigirlo.

A la cabeza de este increíble proyecto de continuidad, le damos la bienvenida a Shari Moreno quien comienza su camino como directora de este diplomado con más de 20 años de experiencia como bailarina, coreógrafa y líder.

Le deseamos a Shari, a los y las alumnas de Emshej 2023 – 2024 y a toda la comunidad, que la danza sea el camino de la paz, que a través de los pasos y la música encontremos la continuidad del pueblo judío y la paz que tanto buscamos.

Nurit Mendelsberg
Comité de Actividades

Search

Post Populares

© 2023 Centro Deportivo Israelita • Todos los derechos Reservados